DESINFECCIÓN

En el ambiente vivimos rodeados de diminutas formas vivientes: los microorganismos. Podemos vivir con ellos, pero constituyen un peligro constante para nuestra salud, no obstante su diminuto tamaño ocasionan daños materiales considerables; por lo que es necesario realizar y ejecutar acciones de desinfección, para controlar bacterias, hongos, algas, parásitos y neutralizar virus ambientales.

Las bacterias y hongos son invisibles a simple vista de ahí la importancia de realizar los controles preventivos a fin de evitar la presencia y proliferación de microorganismos. Al destruir estos microorganismos evitamos las infecciones, fermentaciones, malos olores, descomposiciones y deterioro que ellos producen.

 

 

Utilizamos poderosos desinfectantes biodegradables como el Dimanin elaborado a base de sales de amonio cuaternario de alta efectividad al 33% de concentración, es inocuo para las aves y otros animales, incluso en concentraciones altas. Actúa contra las diversas bacterias gran positivas o gran negativas que afectan a las aves.

La solución se aplica con pulverizadores de mochila, brocha y/o cepillos, sobre paredes, suelo, enseres, etc., previamente lavados.

En granjas y establos para blanquear paredes y/o madera, debe aplicarse en proporción de 10 ml de Dimanin por litro de lechada de cal.

¿NECESITAS UNA COTIZACIÓN?